Gondomar firma el convenio con la Diputación para humanizar la Plaza Paradela

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR // Carmela Silva e Paco Ferreira.

La Presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, firmó convenios con el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, y otros 20 alcaldes y alcaldesas de la provincia de los 25 ayuntamientos que dispondrán de 15 millones de euros para obras singulares dentro del Plan de Reequilibrio territorial del ente provincial. Silva subrayó la celeridad de la administración provincial para poner a disposición de los ayuntamientos estos fondos y la de los ayuntamientos en aprobar sus proyectos que permitirán que los entes locales puedan, de manera inmediata, licitar las obras incluidas en este plan.

Carmela Silva se sintió “muy satisfecha” por firmar estos convenios de una manera muy rápida “entre todas las administraciones”. La Presidenta subrayó que estos convenios van a permitir que la provincia cuente con nuevas infraestructuras “como bibliotecas, centros sociales, piscinas o pabellones deportivos, por lo tanto hablamos de equipaciones muy importantes”. Un plan, que según manifestó Silva, “va a permitir que ahora exista un equilibrio, porque este plan sí que va a cubrir a todos sin depender de quien gobierna o del color de cada alcalde o alcaldesa, por lo que sí es un día para estar muy contenta”.

Se firmaron los convenios con Barro, Campo Lameiro, A Cañiza, Catoira, Covelo, Creciente, Forcarei, Fornelos de Montes, Gondomar, O Grove, A Illa de Arousa, Meis, Mondariz, Moraña, Ponte Caldelas, Pontecesures, O Porriño, Rodeiro, Silleda, Soutomaior y Vilaboa y que solamente faltan los de As Neves y Nigrán, que se aprobaron este viernes en junta de gobierno y quedan pendientes los de Bueu y Caldas.

En el caso de Gondomar, la Diputación destinará 639.056,65 euros para realizar la reforma de la Plaza de la Paradela y de su entorno, cuyo presupuesto total es de 798.820,74 euros. El proyecto, del arquitecto gondomareño Pablo Molinos, contempla una intervención global para interrelacionar los diferentes espacios inconexos que existen en la actualidad y mejorar la movilidad.

Se pretende la creación de un espacio único, relacionado, que una la Plaza da Paradela con la Plaza del Ayuntamiento y que se comunique, a su vez, de forma fluida y adaptada, con las vías de acceso al área, eliminando o limitando el tráfico rodado perimetral y continuo para garantizar esta relación.

Se formaliza de un espacio único y abierto que incluye la calle Ángel Urzáiz, la parte norte de la Plaza da Paradela y la Plaza del Ayuntamiento. Desde esa plataforma se desciende, adaptándose a la topografía, hasta la cuota inferior de la plaza, donde los únicos elementos que destacan volumétricamente son los árboles.

Se exponen la recuperación del agua como fuente de vida de la plaza. El canal abierto de agua se convierte en el elemento vertebrador, de la plaza. El ruido, el movimiento, el brillo del agua es base de la dinamización serena de la plaza. Se busca una imagen de conjunto, integrada, donde la plaza y su perímetro sean parte de un todo, no elementos inconexos cómo en la actualidad.

Es parte fundamental de la intervención la eliminación de barreras arquitectónicas mediante la creación de plataformas únicas, zonas de tránsito peatonal donde no existan desniveles. La creación de nuevos espacios verdes es otro de los elementos prioritarios, mediante la inserción de nuevos árboles en la trama urbana.

El Plan de Reequilibrio es una iniciativa, con bases claras, transparentes y objetivas, dirigida a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de la provincia, para poner en marcha nuevos inversiones en dotaciones singulares en la mejora del equilibrio territorial. Más al por menor, a través del plan, los 25 ayuntamientos beneficiarios podrán poner en marcha grandes equipaciónes y dotaciones, centradas en la ocupación del espacio público por la ciudadanía, cambiando el modelo de trama urbana, impulsando las humanizaciones así como equipaciones y dotaciones deportivas, culturales, sociales o de ocio y ocio, para dar respuesta a la situación de falta de equilibrio entre los ayuntamientos de la provincia a causa de las decisiones arbitrarias de los anteriores gobiernos.

Los proyectos enmarcados en el Plan de Reequilibrio de la Diputación de Pontevedra deberán estar iniciados antes de 30 de junio de 2018 y finalizado antes de 30 de junio del 2019.

Anuncios