Las brigadas provinciales resolvieron en 12 horas más de medio centenar de incidentes

Las brigadas de mantenimiento de las carreteras de la Diputación resolvieron en apenas 12 horas más de medio ciento de incidentes en las vías provinciales provocadas por el temporal “Ana”. Las equipas del departamento de Movilidad estuvieron trabajando a destajo desde las diez de la noche del domingo por llamadas de urgencia y se trasladaron hasta 30 ayuntamientos de la provincia, siendo los más afectados al municipio de As Neves, donde se produjeron desprendimientos de tierra que bloquearon las carreteras; el ayuntamiento de A Cañiza, Silleda o la comarca del Morrazo, también con carreteras cortadas por diferentes motivos.

Durante el fin de semana estuvieron de guardia las tres brigadas habituales (Norte, Sur y Centro), que tuvieron que ser reforzadas la noche pasada por otras dos en la zona Norte y en la zona Sur. Asimismo, en la mañana de hoy estuvieron operativas las nueve brigadas existentes, que realizaron recorridos por las carreteras a raíz de avisos del servicio de Vigilancia de la Diputación, así como de los capataces y vigilantes de zona. Por la tarde estaba previsto continuar con las actuaciones, sobre todo en la zona Sur, ya que según los técnicos habrá trabajo de limpieza y acondicionamiento para toda la semana. Se están vigilando principalmente las zonas de aguas más conflictivas para evitar asolagamientos, arrastres de tierras y desbordamientos, así como limpiando los márgenes de las calzadas para evitar taponamentos de alcantarillas y tageas derivados de las caídas de hojas, polas y otros materiales.

El diputado de Movilidad, Uxío Benítez, estuvo pendiente de la situación de la red provincial de forma permanente, constatando la correcta coordinación de los operarios que atendieron los diferentes problemas surgidos por el fuerte viento y lluvia, que hacían muy peligroso el tránsito por las vías. Benítez destacó el gran trabajo de los operarios que se esforzaron para que la circulación fuera lo más segura posible a pesar de las inclemencias del tiempo.

Las actuaciones más relevantes de las brigadas se produjeron en el ayuntamiento de As Neves, donde fue necesario actuar en la carretera EP-4006 (a la altura de Barreiros) y en la EP-4202 en Rubiós, por desprendimientos de tierra, piedras y otros materiales caídos desde los montes, que bloquearon el tránsito rodado. Hasta allí se trasladaron a primera hora de la mañana una pala mixta y un camión contratados externamente y otra pala mixta del parque de maquinaria. También se ayudó con esta maquinaria a limpiar otros caminos municipales bloqueados en las zonas de Lentille y O Rodeiro.

Por otra parte, en la zona del Morrazo fue necesario cortar al tránsito rodado la carretera provincial de acceso a la playa de Loira por la caída del tendido telefónico. Las brigadas no pudieron mover de la calzada los postes y dieron aviso a la compañía telefónica, que dio orden de solucionar el incidente. Por otra parte, también hubo cortes de carreteras en la zona de A Cañiza (EP-5005- O Couto) y en Silleda en la EP-6501 (Graba-Escuadro).

Otros de los ayuntamientos en los que fue necesario actuar, principalmente por retirada de ramas, bolsas de agua y limpiezas de tierras y piedras en las vías fueron, entre otros Mos, A Estrada, Covelo, Moraña, Nigrán, Caldas, Soutomaior, Caldas, Valga, Mondariz Balneario, Vila de Cruces, Forcarei, Silleda, A Cañiza, Mondariz, Pazos de Borbén, Crecente, Pontevedra, Meis, Cangas, Moaña, Bueu, así como los de la zona del Salnés.