Un servicio de urgencias sin médicos ni enfermeras en el Centro de Salud del Val Miñor

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Centro de Saúde do Val Miñor.

Llegar a un servicio de urgencias y recibir por respuesta que “no hay nadie” parece una situación imposible. Pero esto es lo que le pasó este domingo a Camilo Blanco, vecino de Borreiros, cuando se dirigió al Centro de Salud del Val Miñor en A Ramallosa junto con su hija y el novio de esta, que sufría un fuerte dolor en el pecho y en el brazo izquierdo además de sudores, síntomas habituales de un infarto.

“Llegamos al Centro de Salud de A Xunqueira y no había ningún personal médico, ni médicos ni enfermeras, sólo una celadora y otra persona que no sé lo que era”, relata Camilo. “Ni lo bajaron del coche, estaba todo encogido, y la celadora llamó al 061 para que mandaran una ambulancia”.

Según les informó la celadora, los médicos se encontraban atendiendo urgencias, lo que provocó que el centro sanitario se quedara sin ningún profesional que pudiera atender a los pacientes que iban llegando. “Es una situación increíble, no puede ser que hagan unas urgencias de una zona tan grande como el Val Miñor y no haya nadie”.

“Al cabo de 15 o 20 minutos llegó una ambulancia, en la que ya venía un médico. Le hicieron un electro y le dieron una pastilla de poner debajo de la lengua”. La falta de médicos provocó además que la gente se fuera acumulando, lo que para Camilo “es un escándalo, no se puede estar así”.

“Lo lógico es que si tienes unas urgencias cerca de casa haya alguien que valore la importancia de los síntomas y una vez que te han dado la primera asistencia te digan si es serio o no”. Finalmente el joven fue trasladado al Hospital Álvaro Cunqueiro para realizar las pruebas pertinentes, y Camilo presentará una reclamación para que quede constancia de lo sucedido.

Anuncios