La CIG urge a investigar las irregularidades detectadas en la piscina del Val Miñor

La federación de Servicios de la CIG le reclama a la comisión de investigación constituida por la Mancomunidad del Val Miñor el miércoles pasado para comprobar las irregularidades denunciadas por la central en la piscina mancomunada de A Ramallosa que determine la responsabilidad de Serviocio, empresa que gestiona la instalación pública, a la hora de hacer competencia desleal en beneficio del complejo deportivo BeOne Monterreal, situado en Baiona.

El responsable de negociación colectiva de la CIG-Servicios, Pedro Pérez, insiste en la denuncia hecha pública en una rueda de prensa celebrada recientemente ya que la empresa que gestiona la piscina mancomunada pública del Val Miñor «lejos de dar marcha atrás en las prácticas desleales que está llevando a cabo desde hace 10 meses continúa con una actitud que va en detrimento de la instalación pública, mismo realizando contratos de trabajo al personal de BeOne a cargo de la piscina».

Propaganda privada en la piscina

Como ejemplo, señala que en la práctica totalidad de las instalaciones que Serviocio gestiona en el país es habitual que en el mes de septiembre se lleve a cabo una campaña de captación de socios/as que consiste en ofertar la matrícula gratis y nuevos servicios, que también son gratuitos para los nuevos/as socios/as. «Pues bien, en la piscina mancomunada esto no se hace, ni ofertan la matrícula gratis ni nuevos servicios, algo que sí se hace en BeOne para captar usuarios/as en detrimento de la piscina pública».

De hecho, según sostienen desde la central, llegaron al punto de repartir propaganda del complejo deportivo privado en las cercanías y mismo en la puerta de la piscina.

Delante de esto, esperan que la comisión de investigación conformada por los alcaldes de Nigrán, Gondomar y Baiona haga un trabajo exhaustivo para corroborar estas irregularidades y le abra un expediente sancionador a Serviocio por malas prácticas empresariales. «También le solicitamos al presidente de la Mancomunidad y alcalde de Baiona, Ángel Rodal, que esta gestión sea rápida y eficaz ya que la situación va en detrimento de un servicio público y afecta tanto a usuarios/as como a trabajadores/as».

Anuncios