Gondomar tiene que volver a licitar los puestos de la Plaza de Abastos según el informe del Secretario

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ

Una vez conocido el informe del Secretario Muncipal, en el que se corrobora que el proceso era correcto y que no había razón legal para la suspensión del mismo, la Concejalía de Comercio volverá a poner en marcha, ahora por imperativo legal, el proceso de regularización de los puestos de la Plaza de Abastos «para finalizar con la situación en precario de los placeros allí instaldos», señala Xosé Antón Araúxo. Al mismo tiempo, se procederá también la reanudar la licitación de los puestos vacíos tan pronto se resuelvan los recursos presentados. «El Ayuntamiento de Gondomar necesita poner orden lo antes posible en su mercado de abastos, como herramienta imprescindible para dinamizar las relaciones comerciales y de consumo de sus vecinos, y también como una pieza clave en la economía local».

«Si no se hubiera paralizado el procedimiento, a día de hoy Gondomar habría resuelto un problema que se arrastra desde hace décadas. Hoy, tanto los actuales placeros, como los nuevos licitantes, estarían todos cubiertos por la legalidad, tendrían seguridad jurídica en sus negocios, y estabilidad laboral», añade el concejal de Comercio y Turismo.

Araúxo afirma que queda así demostrado que no son posibles subterfugios ni cambalaches que trampeen la ley como proponía el PP, «contradiciendo su propio reglamento, ni existen otras posibilidades como afirmaba el Alcalde en los medios de comunicación, por cierto, después de la emisión del dicho informe firmado por la Secretaría General del Ayuntamiento el pasado 28 de junio».

El Grupo Municipal de Manifiesto Miñor, con el ánimo de contribuir a una mayor clarificación en este asunto, cuenta con un extenso y fundamentado informe jurídico emitido por el profesor titular de Derecho Administrativo de la Universidad de A Coruña, Carlos Ayumerich Cano, que coincidiendo en el fundamental con el de la Secretaria General del Ayuntamiento, hace hincapié: «El único título válido para la ocupación legal de los puestos del comprado municipal es la concesión demanial, otorgada a través de un procedimiento público, abierto y competitivo. Y que esta regularización tiene, como fecha límite, el 8 de marzo de 2018, día en que se cumple el plazo de cinco años fijado.»

«Es voluntad de esta Concejalía volver a licitar lo antes posible los puestos de la Plaza de Abastos, tan pronto se resuelvan los recursos de las personas que se presentaron a la licitación, siguiendo el mandato imperativo de la Ley, y que recogen los informes jurídicos citados. Esto es: a través de una concesión, previa a un concurso público, libre, y en igualdad de condiciones para todos los licitantes», concluye Araúxo.