Anuncios
Ticker de novas

Inauguración de la Escuela Práctica Pro Valle Miñor

El clero del Valle bendiciendo el edificio.

En la provincia de Pontevedra existe una bellísima zona de la tierra gallega que se llama el Valle Miñor. De paisajes encantadores, de panoramas espléndidos y de feracidad prodigiosa, reúne todos los dones necesarios para que los hijos que un día la abandonan no la olviden nunca. En ella se enclavan, entre otros pueblos lindísimos, Bayona, Gondomar y la Ramallosa, blancos y coquetones, llenos de delicias y de ansias de un porvenir risueño.

La emigración llevó a muchos hijos del Valle a tierras americanas. Son ellos de la raza de los luchadores y muchos, acaso los más, conocieron los halagos de la fortuna. Los que no llegaron a tanto supieron apreciar cuáles son las dificultades con que lucha, por falta de cultura ante la concurrencia mundial, el emigrante gallego, a pesar de su tenacidad para el trabajo y de su ingénita disposición para el ahorro.

Esos hijos del Valle no quisieron que cuando sus hermanos vayan a América tengan que pelear más en lucha desigual originada por falta de luces de enseñanza. Y para realizar su objeto crearon en Buenos Aires una asociación altruista que se llamó “Unión Hispano Americana Pro Valle Miñor”, que se ramificó por otros pueblos y otros países de aquel continente, que recaudó gran cantidad de dinero y que se propuso crear en la tierra natal una Escuela Práctica de Agricultura.

El plan, vastísimo en su concepción, ha empezado a cumplirse de brillante modo. Constituída en el Valle una delegación de la sociedad de Buenos Aires, ha dado cima a sus trabajos con la inauguración de la Escuela Práctica, celebrada el 4 de mayo último. El acto fue solemnísimo y en él pronunciaron discursos elocuentes D. Javier Mendoza (profesor auxiliar), D. Eladio Ferreiro (director), D. Eugenio Sayanes, el Sr. Espinosa (que habló en nombre del Consejo local y de la directiva de La Unión) y nuestro distinguido compañero el director del semanario “El Miñor”, quien ostentó la representación de Vida Gallega en ese acto para el cual habíamos sido galantemente invitados.

Bendijo el edificio que ocupa la Escuela el párroco de San Pedro de la Ramallosa.

Hállase este centro de cultura práctica instalado en una casa de moderna construcción, situada en la carretera de la Ramallosa a Gondomar, a pocos metros del sitio en que afluye a la de Vigo a Bayona.

Ocupan el piso principal las habitaciones del director, y el piso bajo, compuesto de dos amplias aulas, es el destinado a la enseñanza.

En la primera de ellas se ha reunido el material pedagógico destinado a la clase elemental, y en la segunda, figuran colecciones de mineralogía, zoología y botánica, como asimismo un útil y escogido gabinete de física.

Colindante al edificio está el campo que se destina a las prácticas agrícolas.

En el centro de la fachada, se ha colocado una lápida de mármol en la cual se lee la siguiente inscripción: Escuela Práctica, fundada bajo los auspicios de la “Unión Hispano Americana Pro Valle Miñor” de Buenos Aires.

Para las solemnidades, hay colocadas en los balcones del piso principal dos mástiles en los que ondean las banderas Nacional y argentina.

Publicado en el Nº 6 de “Vida Gallega”, en Junio de 1909. Cándido del Río, Director de “El Miñor”, de Bayona, representante de “Vida Gallega” en el acto inaugural y autor de esta información gráfica.

INAUGURACIÓN DE LA ESCUELA PRÁCTICA PRO VALLE MIÑOR

Grupo de alumnos.

INAUGURACIÓN DE LA ESCUELA PRÁCTICA PRO VALLE MIÑOR

Alumnos en prácticas agrícolas.

INAUGURACIÓN DE LA ESCUELA PRÁCTICA PRO VALLE MIÑOR

Interior de la clase de ampliación.

Anuncios