Nigrán recibirá 232.730 € de los fondos Next Generation para rehabilitar el faro de Canido

El faro de Canido (Nigrán) lucirá renovado a lo largo del año 2023. La Delegación del Gobierno en Galicia confirmó ayer la concesión de 232.730,25 € de los fondos europeos Next Generation al Ayuntamiento de Nigrán para rehabilitar integralmente este edificio situado al lado de Panxón y prácticamente en situación de abandono tras quedar en un limbo urbanístico hasta la modificación de las normas subsidiarias en el año 2020. El objetivo es reformar toda la planta baja sin afectar a su volumen y superficie para transformarlo en un local recreativo de uso polivalente. La intervención no afectará a la estructura troncocónica del faro en sí mismo, que sigue en activo cumpliendo su función, si no a la construcción adyacente.

“Lleva años en situación de abandono y ofrece una imagen degradada en un entorno especialmente turístico, por lo que planteamos recuperarlo para el disfrute de todos los vecinos”, explica el alcalde, Juan González, quien añade que “hasta que no se modificaron las normas subsidiarias urbanísticas en el 2020 no se pudo intervenir al estar en un limbo por ser zona verde”, justifica. “Cuando su situación se desbloqueó en el año 2020 encargamos el proyecto y realmente fue muy compleja la tramitación porque requirió de muchas autorizaciones sectoriales al incluir el edificio un faro en activo”, añade. Ahora, el Ayuntamiento dispone de 10 días para aceptar expresamente esta subvención de la que en la comarca del Val Miñor tan sólo se beneficiará Nigrán y que se encuadra en la Línea 1 del “Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos (Pirep Local)” incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del gobierno de España.

El proyecto del arquitecto nigranés Severo Fernández contempla crear en su interior (162,75 m2 de superficie) un espacio amplio, perfectamente aislado e iluminado, con dos baños adaptados (actualmente no disponen de las dimensiones mínimas), un almacén inmediato y un cuarto de instalaciones (esta división es prácticamente idéntica a la actual). Con el objetivo de proporcionar el máximo bienestar a sus usuarios toda la planta será aislada con material de alta eficiencia en todo su perímetro, fachadas, techo y suelo. A mayores, se mejorarán los acabados exteriores y se sustituirá toda la carpintería, limpiándose además todas las fachadas de piedra, por lo que el edificio dejará de presentar las pintadas y graffitis que actualmente lo afean.

“No queremos adaptarlo a un fin concreto porque precisamente el objetivo es que pueda tener un uso polivalente, lo que implica que pueda acoger desde exposiciones hasta talleres o charlas”, explica el regidor.