Nigrán conmemora con Avelaíña el Día Mundial de la Salud Mental

El Ayuntamiento de Nigrán se unió a la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental iluminando de verde este domingo 10 de octubre la fachada de la Casa Consistorial y acogiendo esta mañana en la Plaza del Ayuntamiento una mesa informativa a cargo de Avelaíña para divulgar el trabajo que realizan y los recursos que hay en la comarca. Asimismo, Julia Rodríguez, madre de una persona usuaria de Avelaíña, leyó un manifiesto para sensibilizar e informar sobre la importancia del cuidado de la salud mental y en defensa de los derechos de las personas que tienen algún problema de esta índole. Este año, el tema elegido a nivel mundial es la salud mental en un mundo desigual, llamando la atención sobre aquellos factores que impiden que su cuidado pueda llegar a todas las personas en igualdad de condiciones.

Bajo el lema “salud mental, un derecho necesario”, se pretende denunciar las desigualdades que existen alrededor de la salud mental y que pueden ocurrir por diversos motivos (económicos, por edad, por género, por educación o por lugar geográfico), así como reivindicar la importancia de que la atención a la salud mental sea igual para todas las personas. Además, el lema pretende concienciar sobre el hecho de que la salud mental afecta a todo el mundo y que, por eso, todos y todas debemos cuidarla.

Asociación Avelaíña

La Asociación Avelaíña es una entidad sin ánimo de lucro que nace en el año 1997 en la comarca del Baixo Miño, con la misión de potenciar la inclusión de las personas con problemas de salud mental mediante la promoción de su calidad de vida y la de sus familiares. Fue declarada Entidad de Utilidad Pública en el año 2010.

Tras 24 años de andadura, en la actualidad la asociación está integrada por 17 profesionales y más de 400 personas socias con enfermedad mental, familiares, cuidadores y personas sensibilizadas ante este problema de salud. Siendo su ámbito de actuación la provincia de Pontevedra, hoy en día Avelaíña está presente en el Baixo Miño, en el Val Miñor, en el Condado, en A Paradanta y en Salceda de Caselas y cuenta con numerosos convenios y conciertos con organismos públicos, promoviendo aquellas intervenciones en el área de la salud mental no cubiertas por las instituciones existentes y procurando una mejor relación entre la persona y su medio.