Zona Franca abre las puertas de Porto do Molle para mostrar la planta que transforma aguas negras en fertilizante

Zona Franca de Vigo abrió las puertas de Porto do Molle (Nigrán) en una jornada en la que mostró los resultados del proyecto medioambiental europeo “Run4Life”, para transformar las aguas negras (aguas de los inodoros) en fertilizantes de bajo impacto.

La jornada, con la asistencia del delegado del Estado, David Regades; y el alcalde de Nigrán, Juan González, contó también con representantes de las otras ciudades donde se desarrolla el proyecto, en Gante en Bélgica; Sneek en Países Bajos y Helsingborg en Suecia. El proyecto cuenta con fondos del Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea.

Se trata de un macroproyecto de investigación en el que participan 16 organizaciones de los países seleccionados, en el caso de España están Zona Franca de Vigo, Aqualia y la Universidad de Santiago de Compostela, entre otras, pero también hay centros de investigación, proveedores de tecnología, servicios públicos, usuarios y especialistas en innovación.

David Regades se mostró “orgulloso de que el parque empresarial de Porto do Molle sea el Centro Piloto, porque hemos puesto aquí muchos esfuerzos para que sea un ejemplo de sostenibilidad y economía circular” y destacó “nuestra estrategia de apuesta por energías renovables y el medioambiente”.

El parque empresarial de Porto do Molle de Zona Franca es el Centro Piloto en este programa europeo y el éxito de los resultados provoca que ya se esté analizando replicarlo en el Polígono de Balaídos a mayor escala. En esa nueva ubicación, además de la obtención de fertilizantes, el proceso que se pretende realizar permitirá obtener gas para el abastecimiento de las calderas de algunas naves del polígono, además de servir también para abastecer de gas a los equipos propios de la instalación. Se trataría de una instalación de depuración de aguas totalmente autónoma.

En las cuatro plantas piloto, en colaboración con los productores de fertilizantes, se caracterizarán los productos resultantes y se exploran las posibilidades para su uso en agricultura y otras aplicaciones, gracias a la participación en el consorcio de posibles usuarios finales y al desarrollo de un nuevo modelo de negocio basado en un esquema financiero cooperativo.