Nigrán creará su segundo “Bosque-Escuela” en el CEIP da Cruz de Camos

El Ayuntamiento de Nigrán ampliará el novedoso proyecto educativo de creación de un “Bosque-Escuela” en el CEIP Carlos Casares de Vilariño también al CEIP da Cruz (Camos) ante la petición de la comunidad escolar y el beneplácito de la Comunidad de Montes de Priegue, quien cedería para este uso la parcela forestal a un lado sudoeste y negociaría la permuta con los propietarios particulares si fuera necesario (el centro está situado entre las parroquias de Camos y Priegue). De este modo, finalmente el Ayuntamiento consignará 15.000 € del Remanente de Tesorería para que el arquitecto Fermín González, ideólogo del proyecto pedagógico Sistema Lupo, de referencia en Galicia, redacte ambos proyectos paisajísticos que defienden la naturaleza y el juego como el mejor método de aprendizaje. Nigrán pasará a ser una localidad de referencia en España al mezclar en dos de sus colegios públicos la enseñanza convencional y los métodos educativos alternativos que exponen las “Escuelas-Bosque”.

“Tras tener conocimiento de nuestra iniciativa en el CEIP Carlos Casares la dirección del CEIP da Cruz se puso en contacto con nudos y desde el Ayuntamiento también consideramos que es una oportunidad maravillosa para un colegio que, precisamente, está rodeado de monte pero no lo puede disfrutar al 100%. El propio Covid nos recordó lo importante que es disfrutar de las actividades al aire libre», explica el alcalde, Juan González, quien agradece especialmente la buena voluntad de la Comunidad de Montes de Priegue. “El colegio está rodeado de monte en todo su conjunto, pero la parte que nos gustaría integrar son algo más de 2.000 metros cuadrados de la zona sudoeste porque linda directamente con el patio, sin ningún vial por medio”, explica González, quien incide en que, “en todo caso, habría otras alternativas”.

El CEIP da Cruz cuenta desde 2017, gracias a la Comunidad de Montes de Camos, con un vivero de especies autóctonas a escasos metros del colegio y, precisamente, hace escasas semanas realizaron la plantación también en terrenos de esta entidad. “Esto sería dar un paso más de gigante en esta línea pedagógica que defendemos en este colegio, el profesorado está muy motivados e implicado en este sentido, de hecho participamos desde hace años en un programa continuo de formación relativo a los patios inclusivos”, explica la directora, Iria X.

En el caso de este colegio, inmerso de hecho en medio del monte, el arquitecto Fermín González considera que, inicialmente, hay que delimitar el cierre para integrar todas las pequeñas franjas de monte que quedan fuera del mismo y, a mayores, añadir la parcela en cuestión. “Hay que eliminar muros y extender el patio hacia naturaleza de una manera accesible”, subraya al tiempo que apuesta por diseñar mobiliario propio para que lo lleve a cabo a carpintería del CEE Juan María de Parada. “Por su propia esencia, este colegio tiene que prescindir de los plásticos en su mobiliario exterior y apostar por la madera para los juegos en el patio”, por lo que diseñará juegos específicos. En la nueva parcela que se integre como bosque el arquitecto defiende mantener las especies autóctonas (actualmente hay robles nuevos), suavizar los desniveles y crear cuestas y senderos que den acceso al bosque-escuela, “nada de muros, escaleras o barreras arquitectónicas”.

CEIP Carlos Casares de Vilariño

Tal y como ya había anunciado el Ayuntamiento, el programa #MestredeObra de Sistema Lupo también diseñará un bosque-escuela para el CEIP Carlos Casares de Vilariño, tal y como demanda desde hace años a comunidad educativa. En este caso, se trata de integrar una parcela municipal colindante de 2.000 metros cuadrados (separada físicamente por un muro y alambrada) y que en el 2018 el Ayuntamiento bautizó como “Souto Casares” tras realizar una plantación en la que participó todo el colegio y los dos hijos del escritor. El proyecto busca crear un bosque totalmente natural sin que se note que hay un trabajo de diseño previo detrás para que dé la sensación de que estás en un lugar que siempre fue así. La intención es aprovechar la gran cuota de diferencia entre el patio y la cumbre de la parcela para crear diferentes senderos peatonales entre árboles de especies autóctonas que desemboquen en un claro en el bosque, que será donde permanezca el actual juego de bolos celta. No existirán las actuales escaleras, ni muros, ni ningún elemento de separación, se seguirán las propias reglas de la naturaleza.

Escuelas-Bosque

El movimiento “Escuelas Bosque” es muy reciente en España pero tiene décadas de historia en países nórdicos o el Reino Unido y se basa en las teorías de grandes pedagogos y filósofos, desde Pestalozzi a Fröbel, pasando por Rudolf Steiner o María Montessori. Muchos sitúan su origen en el concepto Friluftsliv de los países Escandinavos, esto se traduce literalmente como libertad-aire-vida y hace referencia a una filosofía de vida basada en la conexión profunda con la naturaleza y la vida al aire libre. Se trata de un modelo de educación al aire libre en el que los estudiantes visitan espacios naturales para aprender habilidades personales, sociales y técnicas. “Sería un gran salto de calidad para el sistema educativo de toda la comarca poder mezclar en estos dos centros, Camos y Vilariño, la enseñanza convencional con los métodos alternativos del Bosque-Escuela, por eso desde el Ayuntamiento defendemos estos proyectos”, resume González.