“El centro multiusos de Sabarís sigue cerrado ante la incompetencia del tripartito”

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // O cambio do firme proxectado en gres por outro de resina outorga unha imaxe moi mellorada ao espazo.

Para el PP de Baiona es una “pena” que el centro multiusos de Sabarís continúe cerrado meses después de terminar la obra porque el gobierno local no ha sido capaz en año y medio de redactar una reglamentación que organice el uso de las instalaciones por parte de los vecinos, a pesar de que todo el trabajo previo ya lo habían encontrado hecho. Y muestra de esta incompetencia del tripartito ha quedado patente esta mañana en el pleno.

Un miembro del tripartito, por presiones vecinales, ha instado a sus socios a ponerse a trabajar en la elaboración de esta ordenanza común que rige la convivencia en cualquier instalación municipal de estas características. “Resulta curioso y, al mismo tiempo, bochornoso que ellos mismos se llamen al trabajo y no sean capaces de sentarse a dialogar. Esto demuestra que la comunicación entre BNG, PSdeG y Nos es totalmente inexistente y que lo único que les une es el interés de seguir ocupando un sillón y cobrar una nómina mensual”, critican los populares, que recuerdan que este tripartito es el gobierno local más caro de la historia de Baiona con cinco dedicaciones exclusivas y otras cinco parciales. “Sin embargo, son incapaces de hacer una normativa y consensuarla con los vecinos para que puedan usar el multiusos cuanto antes”, apostillan.

Este centro multiusos nació durante el gobierno del PP con el fin de dotar a los vecinos de Baiona, y especialmente a los de Sabarís, de un lugar de encuentro social y cultural del que carecían hasta el momento. Un proyecto para el que los populares se esforzaron en conseguir 629.000 euros de fondos de otras administraciones públicas para que no supusiera un desembolso municipal y que, una vez ejecutado, no comienza su actividad por un mero trámite que compete al actual gobierno local. “Conseguimos el dinero, realizamos toda la tramitación administrativa para el inicio de las obras, dejamos un proyecto detallado con lo que debería ser el funcionamiento diario de las instalaciones y, sin embargo, su única función que sería crear una simple regulación no son quienes de hacerla. Resulta penoso”, valoran los populares.