La Diputación acercará cerca de 3 millones de euros a los municipios del Val Miñor con el Plan Concellos 2021

Los ayuntamientos de la comarca de Vigo recibirán el próximo año 2021 casi 8,3 millones de euros, (8.288.862€), del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra, lo que supone un aumento en sus inversiones que se refleja en todos los municipios y se traduce en la mayor transferencia de recursos de la historia de la institución provincial. Los números del Plan del próximo año, que se incrementan hasta los 42,5 millones, fueron presentados esta mañana por la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y el vicepresidente César Mosquera, y responden a criterios técnicos de población, superficie, núcleos y densidad.

Así, las inversiones del Plan provincial en la comarca viguesa serán para O Porriño de 1.149.865 euros; Nigrán 1.042.429 euros; Redondela 1.031.803 euros; Gondomar 1.012.093 euros; Mos 1.000.877 euros; Baiona 963.810 euros; Salceda de Caselas 694.904 euros; Soutomaior 573.666 euros; Pazos de Borbén 420.155 euros; y Fornelos de Montes 399.256 euros. El balance de las inversiones, solo del Plan Concellos, estos 5 años en la comarca de Vigo asciende a más de 48 millones de euros (48.387.070€). Los datos fueron comunicados hoy mismo a los alcaldes y alcaldesas de los 59 ayuntamientos de la provincia beneficiarios del Plan “a fin de que sepan lo antes posible las aportaciones que van a recibir para poder incorporarlas a sus respectivos presupuestos”.

“Se trata del plan estrella de la Diputación, del paradigma de respeto de la autonomía local y permite que los ayuntamientos decidan libremente la que dedicar los recursos” aseguró Silva en la presentación. Este año, “todas las comarcas van a recibir más recursos que el año anterior y tenemos mucho orgullo al conocer que la Diputación, según los datos del Ministerio de Hacienda, “vuelve a ser la administración que más transferencias hace a los municipios”.

En líneas generales, el Plan Concellos se reparte de forma equilibrada, beneficiando más a los más pequeños. Los ayuntamientos de entre 1 y 10.000 habitantes recibirán en el 2021 20.250.000 €; los de entre 10.001 y 20.000 14.300.000 €; y los de entre 20.001 y 50.000 habitantes 7.950.000 €. “Somos muy conscientes del papel que tienen que desarrollar las Diputaciones, sobre todo de apoyo a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y, en este campo, vamos a destinar a este grupo cerca de los 35 millones de €”. Además, los recursos se distribuyen en tres líneas de financiación: la línea 1, de inversiones, que para el 2021 estará dotada con 30 millones de €; la línea 2 de amortización, pago de deudas y gastos corrientes que estará dotada con 3.000.000 € y la línea 3 de fomento del empleo que contará en el 2021 con 9.500.000 €.

El Plan presenta novedades. Como ya podían hacer desde el inicio de pandemia, los ayuntamientos pueden destinar hasta el 30% de la cantidad de la línea 1 a incrementar el importe de las líneas 2 y 3 y hacer frente así a las necesidades derivadas de la crisis. Esta medida se verá complementada ahora con otra nueva: se da opción a los ayuntamientos a destinar hasta el 20% de la línea 1, un total de 6 millones de euros, a establecer un plan de ayudas a los sectores más afectados por la pandemia.

El vicepresidente César Mosquera subrayó el esfuerzo de la Diputación en la ayuda a los ayuntamientos de la provincia destacando que sumado el Plan Concellos (42,5 M€) y las líneas de actuación (Revitaliza, Ágora, actuaciones en vías provinciales…), se invierten 75 millones de euros anuales en los municipios, lo que supone el 64% de los recursos provinciales una vez descontado el capítulo de personal. “Más es imposible. Estamos haciendo un esfuerzo máximo y no debe haber diputación que haga algo parecido”, subrayó.

Mosquera hizo hincapié en su afán de cohesión territorial, ya que destina proporcionalmente mucho más dinero por habitante a los ayuntamientos de menor población. “Hoy se habla de la España vaciada, pero la Diputación lleva haciendo esto desde el año 2015, desde antes de que se había hablado de esto”, recordó. En este sentido, subrayó que para los municipios de menos de 10.000 habitantes sólo el Plan Concellos representa más de una cuarta parte de su presupuesto. “El normal es que dispongan de entre 400 y 500 euros por habitante, y la Diputación aporta 117 euros. En algunos casos pasa del 30% del presupuesto, por lo que con esos fondos pueden actuar razonablemente” acercando servicios a su ciudadanía, subrayó.

Balance 2016-2021: 252 millones de euros

“Ninguna administración, ni la estatal, ni la autonómica, ha hecho tanto esfuerzo inversor para que habían llegado recursos a los ayuntamientos de la provincia. Nunca los ayuntamientos tuvieron tantos recursos a su disposición, nunca se respetó tanto su autonomía local y nunca se hizo un esfuerzo tan importante por transformar esta provincia” aseguró Carmela Silva al hacer balance del Plan Concellos de los últimos cinco años. De este modo, desde el 2016 se acercaron más de 252 millones de euros a los ayuntamientos de la provincia, de los cuales casi 117 millones y medio fueron para los de menos de 10.000 habitantes, más de 82 millones y medio de euros para los de entre 10.001 y 20.000 habitantes y más de 52 millones de euros a aquellos de entre 20.000 y 50.000 habitantes. “Hicimos un esfuerzo extraordinario, el más importante de la historia de esta Diputación, para que los ayuntamientos pudieran garantizar los derechos y los servicios”, remarcó Carmela Silva.

En líneas generales, desde el 2016 y hasta el 2020 los recursos del Plan Concellos hicieron posible la realización de 2.151 actuaciones en el marco de la línea 1, concretamente para vías y senderos, actuaciones en edificios municipales, abastecimiento y saneamientos, cultura, deporte, informática, actuaciones en espacios públicos, vehículos y maquinaria, actuaciones en alumbrados y eficiencia energética o humanizaciones y urbanizaciones. Por su parte, en cuanto a línea 2 se realizaron hasta 1.132 pagos de gasto corriente y actividades municipales y a través de la línea 3 de empleo se pudieron financiar la creación de 5.199 puestos de trabajo en los ayuntamientos.