La APLU retira las denuncias contra viviendas con licencia en Gondomar

La Xunta de Galicia viene de retirar las denuncias hechas por la APLU contra una serie de licencias de obra concedidas por el Ayuntamiento de Gondomar entre los años 2016-2018. Las dichas licencias habían sido concedidas en las llamadas “Áreas de Tolerancia” que rodean los Núcleos Rurales delimitados, y tenían una profundidad fija de 40m.

La normativa aplicada viene recogida en la Orden 14/5/191 de 14 de mayo Normas Complementarias y Subsidiarias de Planeamento de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, al ser Gondomar un ayuntamiento sin planeamiento y esas normas de obligada aplicación.

“Desde la parte que me toca, que es mucha, pues fui el responsable directo de esas licencias por ser entre 2015 y 2018 el concejal de Urbanismo, y por lo tanto quien las firmó y propuso su aprobación a la Junta de Gobierno Local, no puedo estar más satisfecho por esta noticia y por las personas que hay detrás de esas licencias y que tan mal lo pasaron. Pero sobre todo estoy agradecido a los funcionarios del Departamento de Urbanismo por el trabajo riguroso y ajustado a la legalidad que hicieron y que hoy tanta tranquilidad nos da”, afirma Antonio Araújo.

“Quien me conoce -continúa Araújo- sabe que para mí las medallas por el trabajo que tengo el deber de hacer no tienen importancia pero, el vecindario debe conocer el trabajo que hacemos sus representantes en las instituciones, tanto cuando gobernamos como cuando estamos en la oposición, y que para el grupo político del que formo parte siempre pusimos por delante de la propaganda o beneficio partidaria, la solución de los problemas del vecindario”.

“Me alegro de que por fin en la Xunta de Galicia (APLU) se vaya imponiendo el sentido común y dejen de perseguir al Ayuntamiento de Gondomar, y que también pongan por delante de los intereses políticos, o de la tentación de aplastar al contrincante, el interés general de los ciudadanos/as….. y si quieren perseguir aberraciones urbanísticas tienen trabajo bastante sin ir muy lejos de Gondomar”, concluye Araújo.

Por último, desde Manifesto Miñor instan al Alcalde a damandar a la Xunta para que pague por los daños y perjuicios (incluso morales) que le hizo a las personas afectadas y que tenían sus licencias de obra totalmente en regla.