La Diputación de Pontevedra entrega traspaletas para los puntos limpios de Gondomar y Nigrán

El diputado de Economía y Régimen Interior, Carlos López Font, y la diputada de Medio Ambiente y Transición Ecológica, Iria Lamas, junto al alcalde de Meaño, Carlos Viéitez, el concejal de medio ambiente de Moaña en representación de la Mancomunidad del Morrazo, Odilo Barreiro, y el concejal de medio ambiente de Vilagarcía, Lino Mouriño, asistieron al acto de entrega, en el Parque de Maquinaria, de las nueve traspaletas que prestarán servicio en los nueve puntos limpios en los que está actuando el proyecto europeo ESTRAEE de reciclaje de la “basura electrónica” promovida por la Diputación. En concreto, Meaño, A Guarda, A Lama, Gondomar, Nigrán, Ponteareas, Silleda, Vilagarcía de Arousa y la Mancomunidad del Morrazo (Cangas, Bueu y Moaña) reciben esta maquinaria, valorada en un total de 80.912,7 euros.

Las traspaletas son eléctricas, en sintonía con el proyecto sostenible y de cuidado con el medio ambiente, tienen una capacidad de carga de hasta dos mil kilos y una velocidad máxima de 10 kilómetros hora. Además, estas máquinas permitirán transportar y mover de una manera cómoda y segura los aparatos eléctricos y electrónicos, unos residuos extremadamente contaminantes, en crecimiento exponencial y que están suponiendo ya un grave problema. La provincia de Pontevedra revalida, con estos recursos, su posición como referencia europea, y mismo mundial, en el marco de la protección del medio ambiente y en el cumplimiento de la Agenda 2030.

El proyecto ESTRAEE (Estrategia Sostenible Transfronteriza para la Gestión de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) cuenta con un presupuesto total de 2.145.000 euros y tiene por finalidad impulsar en el espacio transfronterizo Galicia-Norte de Portugal la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Está soportado al 75% por el fondo FEDER, que acerca algo más de 1,6 millones de Pontevedra. La Diputación y el resto de los socios acercan los 536.381 euros restantes (la Diputación de Pontevedra destinó 227.000 euros de su propio presupuesto y el resto de los socios españoles, Revertia, ERP España y EnergyLab, y portugueses, ERP Portugal y Liport, acercan el resto).