Almuíña, partícipe activo en la reanimación de la niña rescatada en la Barbeira

El conselleiro de Sanidade y médico de profesión, Jesús Vázquez Almuiña, participó activamente en la reanimación de una niña que el pasado jueves fue rescatada del agua, ya inconsciente, en el arenal baionés de Barbeira por efectivos de socorrismo y Protección Civil. El suceso, pese a que finalmente tuvo final feliz, causó gran preocupación entre los usuarios que en ese momento se encontraban en el arenal.

Así pues y gracias a la rapidez con la que se pusieron en práctica los protocolos a seguir no hubo que lamentar males mayores y la niña de tres años, natural de Belesar, se encuentra ingresada en la UCI pediátrica del complejo hospitalario Álvaro Cunqueiro, fuera de peligro y respondiendo adecuadamente al tratamiento proporcionado por los sanitarios. “El procedimiento se llevó a cabo en menos de una hora y la verdad que hay que felicitar a todas las partes implicadas en el salvamento por el buen trabajo realizado”, explicó el responsable de área de la Xunta que además añadió que la participación ciudadana fue total. “En un lapso cortísimo de tiempo multitud de llamadas telefónicas invadieron las centralitas del 112 y 061”, afirmó. El responsable supramunicipal hizo hincapié en que la coordinación en este tipo de situaciones es esencial, ya que unos segundos de demora pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Almuiña relató que en el momento del suceso se encontraba nadando en las aguas del arenal baionés y en cuanto escuchó gritos de auxilio de los bañistas desde la arena se percató de lo que estaba sucediendo. Sin pensárselo dos veces acudió rápidamente a la orilla, “justo cuando los técnicos estaban metiendo a la niña en la zodiac”. Posteriormente ayudó a trasladar a la menor al puesto de salvamento de Barbeira y automáticamente comenzaron a realizarle las maniobras de reanimación cardiopulmonar conocidas como RCP. “Reaccionó de manera instantánea mostrando respiración espontánea reactiva”, aclaró el conselleiro quien también precisó que en ese momento comenzó a expulsar gran cantidad de líquido. Poco tiempo después llegó una unidad medicalizada desde Ramallosa, así como la madre de la pequeña, que tras finalizar su jornada laboral acudía al encuentro de su hija, que estaba al cuidado de unos familiares. “Los acompañé en un primer momento hasta el Centro de Salud Val Miñor, en donde se hicieron cargo un médico y una enfermera y desde allí fue llevada al complejo vigués”, afirmó.

Pese a que la accidentada se encontraba a pocos metros de la orilla, la marea alta y la situación, una zona rocosa ubicada en un extremo de la playa interior, complicaron su auxilio. “Hay que tener en cuenta que ayer (por el jueves) tuvimos una de las pleamares más vivas de la temporada, este hecho y la ubicación en la que se encontraba imposibilitó su rescate por tierra”, añadió Almuíña.

Esta no es la primera vez que el conselleiro participa de manera activa en sucesos que requirieron asistencia médica, como por ejemplo en el incendio sucedido en septiembre de 2014 en Sabarís. Almuiña, que por aquel entonces era alcalde de Baiona, auxilió a un bombero tras colarse por un tragaluz.