La Mancomunidad del Val Miñor abrirá expediente sancionador a Serviocio

El presidente de la Mancomunidad del Val Miñor y alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, propondrá el próximo miércoles la apertura de expediente sancionador a Serviocio, que resultó ganadora del proceso de licitación de la Piscina Mancomunada de A Ramallosa, por un periodo de cinco años. La empresa puede recibir una sanción que va desde los 6000 hasta los 60000 euros por incumplimiento de contrato, como así lo anunció hoy en la comisión de seguimiento sobre la gestión de la explotación de la piscina celebrada en Baiona con todas las demás fuerzas políticas.

El presidente aprovechó la ocasión, no sólo para proponer la apertura de dicho expediente, sino también para dar cuenta de los resultados de la explotación, las mejoras y acondicionamiento de las instalaciones, la devolución de las cuotas de septiembre, etc., y facilitar a los grupos asistentes toda la documentación al respecto y los informes del técnico encargado del control, supervisión y seguimiento del cumplimiento del contrato y obligaciones de la empresa adjudicataria.

Ferreira anunció que también se reclamará la devolución de las máquinas existentes en las instalaciones antes de la nueva adjudicación, y la necesidad de encargar una auditoría externa que emita un estudio detallado de las posibles deficiencias estructurales, desperfectos y posibles mejoras, con la elaboración de un proyecto encaminado a una posible ampliación para habilitar una nueva sala de actividades dirigidas para la práctica de disciplinas como zumba, etc., o la creación de una sala de rehabilitación y de recuperación física y terapéutica con maquinaria especializada y la posibilidad de construir una piscina para los más pequeños, anexa a la existente.

Además el presidente constató el incremento del número de abonados desde la apertura de las nuevas instalaciones, que ascienden a 5.103.

Anuncios