“17 años esperando para que nos eliminen los peajes abusivos de la denominada autopista del Miñor”

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Luís Bará xunto concelleiros nacionalistas da comarca na peaxe de Vincios (Gondomar).

El BNG de Gondomar considera que las declaraciones del Alcalde de Gondomar y Presidente actual de la Mancomunidad de Ayuntamientos del Val Miñor, muestran una rendición a la primera de cambio ante el Gobierno del PP. Así lo traslada su Responsable Local, Manuela Rodríguez Pumar, ante las manifestaciones del alcalde después de haberse reunido con representantes del Gobierno de la Xunta.

“El tiempo cuesta dinero, Sr. Ferreira, y en el Val Miñor ya llevamos 17 años esperando para que nos eliminen los peajes abusivos de la denominada autopista del Miñor”. Esa fue la reivindicación desde el mismo momento en que se abrió al tráfico una AG-57 que nunca cumplió las funciones de comunicación entre el Valle para las que supuestamente había sido construida.

“La única complicación que encuentra el gobierno de la Xunta para suprimir los peajes y para rescatar la concesión de la AG-57 es que el Partido Popular tiene más compromiso con los intereses de la concesionaria que con la defensa de los intereses y demandas del vecindario del Val Miñor.”

La supresión de los peajes y la travesía de Vincios

Desde el BNG consideran que la eliminación de los peajes junto con una campaña de fomento del uso de la AG-57 como vía alternativa, entre otras, a la travesía de Vincios, permitiría la conversión de esta última en la vía que necesita el vecindario de la parroquia. Una vía encuadrada dentro de un núcleo de población en el que el primer lugar lo ocupen los peones, las personas, y no los vehículos.

Así, la modificación del vial que atraviesa Vincios debería estar pensada en función de la mejora en la calidad de vida de las personas que habitan la parroquia (reducción de la contaminación ambiental y acústica, de la peligrosidad en los arcenes y en los cruces para crianzas y mayores;…), y no en función del volumen de tráfico actual y de la actual siniestralidad de esa travesía como expone el gobierno de la Xunta de Galicia. Este enfoque pone en evidencia según los nacionalistas cuál es modelo de habitabilidad del PP, lejos de los más actuales planes de movilidad sostenible.

El BNG, después de reunirse con la representación vecinal, desarrollará diversas iniciativas en relación con el proyecto para ese vial, y mantendrá su campaña de reivindicación de la eliminación de los peajes y a favor del rescate de la concesión de la AG-57. En este sentido, el pasado 3 de octubre el Grupo Parlamentar del BNG, a través del diputado Luis Bará, presentó en Comisión Parlamentar una nueva iniciativa para el estudio del rescate de la concesión de la autopista AG-57, así como el inicio de los trámites para la supresión del peaje. El voto en contra del Partido Popular impidió que fuese adelante.