La CIG detecta errores en el cálculo de las pensiones en la provincia de Pontevedra que reducen los ingresos de los afectados

La CIG detectó la existencia de errores en el cálculo de las pensiones en la provincia de Pontevedra que provocan una reducción de los ingresos que por este concepto perciben las personas afectadas, ya que las bases de cotización de la Tesorería General de la Seguridad Social no coinciden con las bases reguladoras del cálculo de las pensiones que hace el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). La central ya comunicó esta problemática en la comisión ejecutiva provincial del INSS y próximamente lo hará también a nivel estatal a través del organismo correspondiente “porque las deficiencias continúan”.

Por lo tanto, en la CIG esperan que no sea un nuevo mecanismo del Gobierno español para reducir de manera fraudulenta aun más las ya de por sí depauperadas pensiones públicas gallegas, que año tras año se sitúan entre las más bajas del Estado y que continuarán cayendo como consecuencia tanto de la reforma impuesta por el Partido Popular en 2013 cómo de la que está tramitando en la actualidad.

Según explica el secretario comarcal de la CIG de Vigo, Alberto Gonçalves, los errores en el cálculo de las pensiones se detectaron por primera vez hace ya tres años, cuando los servicios jurídicos de la Unión Local de O Porriño encontraron durante la revisión de un expediente diferencias importantes entre las cantidades que figuraban en el informe de la Tesorería y las recogidas en la resolución final del INSS. A partir de entonces todos los casos que se analizan presentan deficiencias similares, lo que supone un perjuicio para las personas afectadas “ya que, curiosamente, siempre se equivocan a la baja”.

Errores en cada revisión

Por eso cada vez que se detecta que las cantidades no coinciden la central presenta un escrito reclamando, “y en un plazo de entre 15 días y un mes llega el expediente corregido”. Con todo, el problema continúa sin solucionarse, “porque cada vez que se revisa algún caso se detectan errores”. En principio las cantidades que dejan de ingresar las personas afectadas son pequeñas, “mas si sumamos todos los casos seguramente estemos hablando de un volumen importante”.

La CIG ya puso esta situación en conocimiento del INSS en la comisión ejecutiva provincial de Pontevedra, “sin que hasta lo de ahora hubieran arreglado nada, ya que cada vez que nosotros analizamos un expediente aparecen diferencias entre las cantidades”. Delante de esto, la central se ve en el deber de hacer pública esta problemática y de trasladarla a nivel estatal a través del organismo correspondiente.