Anuncios
Ticker de novas

Nigrán apuesta por la declaración de Patrimonio de la Humanidad de los petroglifos gallegos

FOTO: CHANDEBRITO 1807 // Petróglifo de Chan do Rapadouro.

El Ayuntamiento de Nigrán solicitará a la Xunta de Galicia que inicie los trámites de hacia que los petroglifos gallegos sean declarados como Patrimonio de la Humanidad, tal y como ya son los grabados prehistóricos de la cornisa cantábrica y los de la zona levantina. La propuesta del gobierno socialista de Nigrán fue apoyada por todos los grupos políticos de la corporación municipal, con los que se acordó una declaración institucional al respecto que se aprobó en el pleno de ayer.

“Nuestro término municipal es especialmente rico en grabados rupestres y creemos que esta medida sería la más efectiva para garantizar su supervivencia y para divulgarlos”, señala el alcalde, Juan González. De hecho, el reciente estudio de prospección arqueológica de Nigrán, llevado adelante por la empresa DONA, reveló diez importantes hallazgos prehistóricos en la comarca, todos ellos petroglifos que estaban sin documentar. En total, los arqueólogos analizaron 170 elementos en todo el municipio, más del 90% consistentes en petroglifos, lo que constata la gran riqueza patrimonial de Nigrán en este campo.

Por ahora, los ayuntamientos de Poio y Ponte Caldelas ya se sumaron a esta iniciativa promovida por un grupo de investigadores gallegos (cuentan con el apoyo del Consello da Cultura Galega) y se espera que se vayan añadiendo todas aquellas localidades en las que existe proliferación de petroglifos.

“Según los expertos, este rico patrimonio está seriamente amenazado, por lo que es necesario otorgarle la máxima protección que lleva su declaración como Patrimonio de la Humanidad para garantizar su supervivencia, su valoración y su conocimiento”, señala el regidor, quien es además historiador.

El patrimonio arqueológico gallego tiene en el conjunto de petroglifos prehistóricos al aire libre -cuatro mil años nos contemplan- uno de sus componentes más significativos, poseedor de unas singularidades que hacen que brille con luz propia en el panorama del arte rupestre europea. Los grabados son materia sensible que demandan trabajos de limpieza y mantenimiento para asegurar su conservación. La proliferación del mato y de la arboreda en su entorno los deja sin ninguna protección cuando se producen incendios forestales, provocando las altas temperaturas su destrucción por la ruptura de las capas superficiales (termoclastia). Las obras incontroladas y los trabajos en el monte sin adoptar medidas preventivas son otros de los riesgos a los que están sometidos.

Las insculturas son BIC (Bienes de Interés Cultural) y, en consecuencia, disfrutan del máximo grado de protección. En teoría el marco normativo -Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985, Ley 8/1995, de 30 de octubre, del patrimonio cultural, y Ley 5/2016, de 4 de mayo, del patrimonio cultural de Galicia- debería ser suficiente para asegurar su cuidado y preservación. Sin embargo, la realidad que nos encontramos es que una parte considerable incluidos algunos de los más singulares, como la emblemática Piedra de las Herraduras- corren un grave riesgo, no solo de deterioro, sino de desaparición, delante del incumplimiento de la normativa por parte de las instituciones.

El arte rupestre es la materia identitaria que mejor nos define. El repertorio de insculturas geométricas y figurativas gallegas es, sin ninguna duda, de los más representativos de Europa. Esta manifestación cultural atesora, además, un rico patrimonio inmaterial, de manera que alrededor de estos yacimientos arqueológicos el pueblo fue construyendo a lo largo del tiempo un discurso popular genuino que refleja no solo parte de su cosmovisión sino también toda una valiosa muestra de construcción cultural del paisaje.

Anuncios